LA ENERGIA POSITIVA Y NEGATIVA EN NUESTRA VIDA

  • Views 0

Pareciera ser que tenemos una tendencia a definir quienes somos, lo que pensamos o hacemos, en términos polares o extremos, ya que nos cuesta aceptar que lo que más predomina son matices, y que cada día estamos constantemente moviéndonos, entre el polo positivo y negativo de nuestra existencia.

En mi larga experiencia como terapeuta, he debido atender a personas que presentan diferentes patologías y formas de sufrimiento, rechazo a sí  mismos y la vida, muchas veces durante tantos años, que no recuerdan haber estado bien alguna vez, sin embargo en el transcurso del viaje hacia lo más profundo de su ser, descubren cualidades, características y potenciales maravillosos, que nunca desplegaron y que hoy se pueden llegar a manifestar de manera real y además perdurable en el tiempo.

En nuestra vida influyen muy variados aspectos, dentro de los cuales me permito destacar tres importantes temas, que pueden ser tanto positivos como negativos : en primer lugar la influencia de los padres en nuestra crianza, especialmente en los primeros siete años de vida, en segundo lugar, el linaje familiar que proviene del lado materno y paterno, que marca muy fuertemente y de manera transgeneracional y en tercer lugar, las experiencias que hemos vivido, en nuestras vidas pasadas o anteriores encarnaciones. La Psicología ha investigado y demostrado de manera empírica la importancia del primer tema, las Constelaciones Familiares otorgan pruebas de lo segundo (Bert Hellinger) y las Regresiones a Vidas Pasadas, entregan una información determinante en el tercer tema (Brian Weiss).

De estos tres temas, podemos saber y conocer sólo el primero, los dos restantes se aperturan mediante procedimientos estandarizados,realizados por profesionales entrenados y nos permiten conocer, resolver y sanar diferentes problemas, trastornos, enfermedades o situaciones recurrentes, que nos producen sufrimiento, dolor y daño tanto a nosotros mismos, como a quienes nos rodean.

Sin embargo, la ciencia aún no ha realizado investigación, ni descubrimiento alguno, sobre un tema que es demasiado importante y que como no es visible para la mayoría de la gente, es muy dificil de reconocer y aceptar en nuestra vida: el tema energético.

Las nociones más básicas de la física, reconocen que la materia es energía y este conocimiento se ha desarrollado ampliamente, en diferentes ámbitos de la ciencia y la tecnología, sin embargo en el plano humano, esta información proviene del área religiosa y espiritual, casi exclusivamente. Las religiones pertenecientes a las culturas más antiguas del planeta, como la India y la China, hace miles de años hablaron de la  reencarnación y de chakras, temas que desde hace muy poco tiempo, han comenzado a ser reconocidos y validados por Occidente. Diferentes trastornos o patologías mentales y de tipo psicológico, no tienen su origen en los tres temas que mencionamos anteriormente : la influencia de los padres, del linaje familiar que influye de manera transgeneracional y los efectos de nuestras vidas pasadas, sino en el tema energético.

Si como sabemos, somos seres espirituales viviendo una experiencia terrenal al estar encarnados, nuestra constitución energética, es demasiado importante y no debe ser dejada de lado, solamente porque ésta es vista y sentida solamente por personas más sensitivas.

Además como en nuestra cultura, esto no se enseña ni por nuestros padres , ni en el colegio, vamos viviendo sus efectos, en total ignorancia y muchas veces indefensión, por lo cual tampoco podemos intervenir, utilizar a nuestro favor y en muchos casos, contrarrestar sus influencia en nuestra salud física, mental, en nuestra relaciones con otros, en nuestros hogares, trabajos y finalmente en nuestro medio ambiente y en el destino de nuestro planeta, el mundo que habitamos, en interacción con otros reinos, especies, y seres energéticos pertenecientes al mundo espiritual, como los elementales, por ejemplo.

Millones de seres humanos, cuando se sienten mal acuden al médico, obteniendo un diagnóstico entregado muchas veces por una máquina, y someten sus cuerpos a tratamientos químicos en base a fármacos y a cirugías, donde lo más extremo, es la extracción de órganos, de sus cuerpos. En el plano mental, también millones, van a psiquiatras, neurólogos, neuropsiquiatras que, tratan sus afecciones con remedios neuroquímicos, a los que se hacen adictos, sin siquiera llegar a explorar su causa u origen.

Otros muchos van a tarotistas, astrólogos, médiums, brujos y personas que practican magia, como una forma de obtener información de sí mismos, de otros, o dañar intencionadamente a alguien, como en el caso de la magia negra.

En todos aquellos procesos, que buscan la  salud, sanación, equilibrio, bienestar y armonía de la persona, vamos entregando nuestro sagrado poder, a personas que no nos conocen y que muchas veces lucran, con nuestra vulnerabilidad y muchas veces desesperación.

No tenemos ninguna duda, de que hay profesionales y terapeutas, videntes y sanadores verdaderamente dotados, bienintencionados, talentosos, y bondadosos, que saben ayudar de verdad a quien lo necesita, y para poder reconocerlos, podemos decir que sus características son : un trato es siempre respetuoso y cordial, se involucran emocionalmente con la persona que atienden, no crean dependencia, entregan ideas, técnicas, sugerencias, que no vulneran el libre albedrío y empoderan a la persona y a su pareja o familia en el proceso de sanación, cobran honorarios justos y de acuerdo a la calidad y magnitud, de su intervención y lo más importante, los efectos de su trabajo se ven al poco tiempo de realizado.

Como parte de lo que he ido aprendiendo a través del tiempo, he descubierto, que podemos crear energía positiva para nuestra vida, así como también debemos entender que el mal sí existe y no tiene nada que ver con las noticias, respecto de guerras, violencia, delincuencia, con que nos bombardean los noticieros, el mal existe, es poderoso e invisible, que nos ataca sin ser visto y puede estar incluso, dentro de nuestro propio hogar.

Energía Positiva :  nuestro pensamiento es un gran creador de energía y debemos crear y mantener pensamientos, positivos, optimistas, creativos y armónicos, como una forma de tener actitudes y conductas, que beneficien nuestra vida.

Nuestro hogar debe estar limpio y ordenado, tanto física como energéticamente, debe ser luminoso y aireado, con plantas y cactus, flores naturales, usar sahumerios, inciensos para descargar, sonidos de campanas, cuencos, música armonizante. Recomiendo que una vez al mes hagamos el siguiente procedimiento : en todos los ángulos de las habitaciones, debemos dejar toda la noche un puñado de sal de mar, en el suelo,  barrerlo y botarlo fuera de la casa, por la mañana.

Recomiendo visualizar y sentir nuestro campo energético, como una luz blanca que se expande, alrededor de todo nuestro cuerpo, para que nos dé energía positiva y nos proteja de cualquier negatividad, también podemos proteger nuestra casa y nuestro auto de esa manera. En la noche, darse baños de tina con sal de mar y vinagre de manzana, para terminar con una ducha tibia y luego acostarse.

Pisar descalzo el suelo de tierra, o jardín, para descargar la estática, que invade nuestro cuerpo y cerebro, producto de la cantidad de aparatos electrónicos y tecnológicos, que usamos habitualmente, como celulares, computadores, televisores, etc.

Energía negativa :  nuestro campo energético puede estar desvitalizado, fisurado, opaco u oscuro, lo cual atrae eso que llamamos mala suerte. Más grave son formaciones energéticas, que están nuestros cuerpos sutiles, como heridas o fisuras, parásitos, estructuras o zonas densas cristalizadas, huellas de traumas, púas, ganchos, lazos, males, etc ( Adaba –Sanación Estructural del Aura).

La radiación electromagnética de los diferentes aparatos que usamos a diario, nos carga de energía estática, muy en especial a nuestro sistema nervioso central SNC. Ver películas o noticias, donde los  temas principales son, asaltos, violencia, guerras, crímenes, violaciones, afecta negativamente nuestra mente, una de las causas del insomnio que padece mucha gente, es ver televisión hasta muy tarde y contenidos perturbadores, que nada aportan a la paz mental que debe preceder a un sueño profundo y reparador. Ojo con la música de rock pesado y satánica, especialmente en los jóvenes, en los niños, evitar exposición a juegos electrónicos violentos.

En nuestro hogar pueden haber cargas negativas, producto de los anteriores habitantes y sus experiencias, como enfermedades graves y prolongadas, violencia intrafamiliar, de tipo físico y/o psicológico, abusos sexuales, maldiciones, magias oscuras y también pueden habitar allí, seres desencarnados o espíritus, que vivieron antes en el lugar y que no han encontrado su camino hacia la luz.

Desde hace un año, trabajo en mi consulta con Carlos, un terapeuta holístico y médium, con quien nos complementamos en el tratamiento de pacientes que tienen diferentes problemas, que contemplan el tema energético como causa y que por lo tanto no remiten mediante abordajes tradicionales. Las acciones más importantes que él realiza, tiene que ver con : la limpieza y descarga de casas y oficinas, recibir y canalizar información importante desde otros planos, para que el consultante tome conciencia y cambie ciertos aspectos de su vida, liberar energía negativa o trabajos de magia negra, ayudar a seres desencarnados que habitan en la casa de la persona, a encontrar su camino hacia la luz.

Haber podido complementar la terapia psicológica, con el tema energético, nos pone contentos y agradecidos, hemos visto maravillosos e inesperados resultados, en las personas que hemos  atendido, en breve lapso y con una permanencia en el tiempo, dejándonos la sensación de que el trabajo conjunto es muy potente y resulta una solución para personas que sufren y no han encontrado en los abordajes tradicionales, una solución a situaciones que afectaban negativamente sus vidas, en algunos casos desde hace largo tiempo.


Posted in: