FANTASÍA O REALIDAD ??

FANTASÍA O REALIDAD ??

Esther Morales – Psicóloga Clinica

La fantasía, del latin phantasia, es la capacidad humana para imaginar hechos sucesos y situaciones, en su grado superior puede plasmarse en cuentos, novelas, películas, pinturas, etc.

La realidad, del latin realitas, es la existencia real o efectiva de los seres y las cosas, es lo que ocurre o acontece en verdad, aquellos que es efectivo. La realidad es un concepto con múltiples aplicaciones, en todas las áreas del pensamiento humano, tanto filosófico, como científico, tecnológico, político, sociológico, etc

En nuestro planeta hay cuatro elementos, agua, tierra, fuego y aire, siendo el agua, uno de los elementos más importantes, por el poder que tiene, para permitir la vida y por su enorme dimensión, nadie podría decir que este elemento no es real, sin embargo ancestralmente, el agua ha estado asociada con lo oculto, el inconsciente, un elemento que muestra una cara externa, pero lo que hay debajo, es enorme, desconocido y misterioso.

Las grandes pirámides de Egipto, fueron construidas en un desierto, regado por el caudaloso río Nilo que fertilizaba la tierra, los mayas tenían cenotes o cavernas de agua, que los conectaban con el inframundo, navegantes que vinieron desde Europa, conquistaron nuestra tierra, llena de mar, con grandes lagos en el sur y muchos ríos que la cruzan. Los países rodeados de mar, como Italia, Irlanda, Japón, India, México, Brasil y otros, tiene mayor mitología, conexión con ritos y dioses. Ej. Poseidón, el dios griego de las aguas, llamado Neptuno, en la mitología romana, vivía en la profundidad del mar y tenía poder para apaciguar o enojar a las aguas.

En la cosmogonía mapuche, el origen de su pueblo, es posterior a un diluvio, provocado por Kai Kai Vilu, la gran serpiente de los mares, en la mitología chilota, está Millalobo como rey de los mares, una de sus hijas la Pincoya, es una mujer joven y rubia, la otra es una princesa sirena, ello da cuenta de una cultura, de espíritus, seres, aspectos mágicos de la realidad, la naturaleza como un ente vivo y consciente; esta atracción por lo oculto, permitió que la escritora Isabel Allende, tuviese tal éxito con su primer libro, La Casa de los Espíritus.

Nuestro Chile, es una franja de tierra delgada, con miles de kms de mar a un costado o entre islas, en constante movimiento, sobre dos placas tectónicas que se interpenetran, y muchos volcanes, activos o inactivos, pero donde claramente, el elemento agua es predominante, esto nos da una condición de seres que vivimos en una constante fantasía o sueño y nos es muy, pero muy fácil, confundir ambos en nuestra vida.

Nuestros sueños colectivos son impuestos por un determinado momento histórico, una cultura, un momento en el tiempo, un ejemplo de ello podría ser, llegar a ser un país desarrollado, tener acceso a tecnología de punta, lograr predecir los terremotos, etc

Los sueños además pueden ser familiares, de pareja, pero sobre los que tenemos un mayor manejo, son claramente, los personales, ejemplo de ello podría ser, llegar a ser un profesional, viajar, ver una nave de otro mundo, etc

Desde que somos fetos, en el vientre de nuestra madre, estamos rodeados de agua, flotamos en el líquido amniótico en un espacio tibio, protector, silencioso, a los niños les fascina el agua, les encanta mojarse y la primera vez que vimos el mar, esa gigantesca masa de agua azul, sentimos una inmensa emoción, quedamos conmovidos ante tal inmensidad, que nos hace sentir tan pequeños.

En los tiempos modernos, a muchas personas les llama la atención y utilizan las terapias energéticas y transpersonales, el reiki, las regresiones a vidas pasadas, la hipnosis, la meditación, los temazcales, las constelaciones, se están dando talleres, para la sanación del masculino y del femenino, celebración de rituales, en fechas como los solsticios, todo ello representa una necesidad de reconocer el mundo energético, cuántico, lo invisible y acercarse a algo más espiritual y profundo.

Frecuentemente, veo en la consulta, especialmente en el género femenino, una tendencia a la fantasía, especialmente en el terreno amoroso, donde ellas se enamoran o vinculan fuertemente, a hombres que no conocen realmente o que definitivamente, son dañinos o negativos para sus vidas, como por ejemplo hombres inmaduros, agresivos, adictos, que ejercen una permanente  violencia física o psicológica, sin embargo a pesar de que este comportamiento, no tiene ningún cambio en el tiempo y más bien se va agravando, la mujer está convencida de que él va a cambiar, lo justifica, pierde sus redes de apoyo y va enfermando física y psicológicamente.

Claramente, asistir a una terapia psicológica es una buena forma de adentrarnos profundamente y de bucear dentro de nosotros mismos para descubrir las causas de nuestros problemas, sanar nuestros traumas y recuperarnos de verdad y no solamente resolver síntomas.

Nuestro cuerpo contiene un 80 % de agua, lo mejor es tomar el agua que viene de nuestras montañas y que ha sido potabilizada, para consumo humano, sin embargo preferimos beber bebidas azucaradas, jugos en polvo, grandes cantidades de café y bebidas energizantes.

Siempre enfatizo a mis pacientes, que tomen agua y muevan el cuerpo, la inmovilidad quita energía, la mente se mueve muy rápido, y nos llena de pensamientos no precisamente positivos, damos vueltas en determinados temas y no encontramos salida, ni solución. Escapamos con las píldoras, (sin ir más allá, en la comuna de Providencia donde trabajo, hay demasiadas farmacias), escapamos, pidiendo consejo a los amigos que a veces nos dejan peor, obtenemos alivio momentáneo con el alcohol y las drogas, cada vez desde más temprana edad, escapamos pidiéndole a alguien que nos vea el tarot, para saber cómo será nuestro futuro y lo peor es que creemos lo que nos dicen, cuando nuestro destino, depende fundamentalmente de nosotros mismos.

Cuando estoy haciendo terapia a alguno de mis pacientes, le explico que a mi parecer, las personas son como icebergs, la punta que sobresale en su mar personal,  es lo que traen como motivo de consulta, pero ello es sólo lo que está en la superficie, síntomas, interpretaciones del ego y la mente, mientras abajo o debajo de su mar, está el inconsciente, lo profundo, los traumas, los secretos, las vidas pasadas, la energía de los ancestros, los sueños, las conexiones con el mundo espiritual invisible y mucho más.

Hay muchas terapias que  trabajan sólo en la superficie, por eso la gente se alivia, pero no se mejora de verdad y muchos viven en tratamientos psicológicos eternos, tomando medicamentos prescritos por psiquiatras, neurólogos, o acudiendo a verse el futuro, a través de las cartas.

Mis sugerencias son : dense baños de mar, o baños de tina caliente con sal de mar y vinagre de manzana, tomen mucha, mucha agua, el cuerpo se los agradecerá, exploren profundo su mente y su espíritu, sanen su conexión con el árbol genealógico, por el lado del padre y la madre, retrocedan en el tiempo con su terapeuta, hay traumas que incluso se producen dentro del útero, producto del sufrimiento de la madre, o por temas como intentos o síntomas de aborto, todos los eventos negativos, abandono, violencia, abusos, maltrato, que ocurren hasta los 7 años, los marcarán siempre, mientras no sean liberados.

Las terapias energéticas, que personalmente también utilizo en forma complementaria, ayudan, alivian, pero las más conocidas no entran en el inconsciente, busquen lo más adecuado para uds, no se dejen engañar por personas poco calificadas o inescrupulosas, que los sugestionen con predicciones sin fundamento. Bajen a lo profundo de sus aguas y luego suban a la superficie, a la luz del sol, más limpios, más sanos, más integrados y porqué no decirlo, también más felices ………

 

 

 

Posted in: