El Primer Día de Clases

Esther Morales León
Psicóloga Clínica y Educacional PUC
www.esthermorales.cl

 

1.- ¿De qué dependen las distintas reacciones de los niños frente al primer día de clases? (al colegio).

Actualmente, en nuestra realidad como país y debido al aumento de la cantidad de madres que trabajan fuera del hogar, los niños están siendo institucionalizados y socializados desde muy temprana edad, algunos desde los primeros meses de vida, cuando ingresan a Sala Cuna y posteriormente cuando realizan los diferentes niveles de Jardín Infantil, antes de ingresar a pre kinder o kinder en un Colegio, por lo cual son cada vez menos los niños que presentan problemas al respecto.

Las diferentes reacciones dependen de variados factores, dentro de los cuales se encuentran :

– Su madurez de tipo emocional-social

– Las características de personalidad

– Su anterior experiencia institucional en Jardín Infantil por ej

– El tipo de apego que tenga con uno o ambos progenitores

– El manejo que hagan los padres de la situación

2.- Sin duda que para todos los niños es una situación nueva a la que se deben enfrentar tarde o temprano, ¿de qué manera debemos prepararlos para tal acontecimiento?

Mostrando entusiasmo por el inicio de esta nueva etapa en sus vidas, haciendo las compras de ropa y útiles con el propio niño, llevándolo a conocer el establecimiento anticipadamente.

3.- ¿Es más fácil para ellos cuando tienen hermano mayores, primos o amigos que ya van al colegio?

Es mucho más fácil que si son hijos únicos por ejemplo, ya que los niños funcionan mucho por modelos y si en su entorno ya hay niños que van al colegio, lo sentirán como algo natural y deseable.

4.- ¿Cuánto dura el proceso de adaptación a esta nueva rutina? y ¿qué debemos hacer si los llantos se extienden más de lo normal?

Normalmente los llantos son una forma de manipulación, ya la profesora reporta que una vez que los padres dejan solo al niño en el colegio, este se calma e incorpora  a la rutina escolar normalmente, un proceso de adaptación normal, debería darse en el primer mes de clases.

5.- Finalmente, si el niño no se adapta fácilmente o notamos que le cuesta mucho más que a sus compañeros, ¿podríamos hablar de angustia de separación? ¿de qué forma lo debemos manejar?

Normalmente una desadaptación importante o severa en este sentido, esto es si el niño no se calma, hace pataletas, llora demasiado, se angustia en exceso, o presenta somatizaciones como dolor de cabeza, vómitos, esto puede deberse a una inmadurez y/o a factores ambientales relativos al manejo de los padres , por lo cual de hace recomendable un apoyo psicológico para el niño  y sus progenitores. No es recomendable obligar al niño a asistir a clases, amenazarlo o pegarle, por que se corre el riesgo de que se traumatice.

El ambiente más  lúdico y familar de un Jardín Infantil es más apropiado para hacer un nivel de transición, que un Colegio, en caso de  que el niño sea inmaduro, demasiado regalón o con padres temerosos y aprensivos.

Posted in: