EL MOMENTO HA LLEGADO

  • Views 0
EL MOMENTO HA LLEGADO

Esther Morales – Psicóloga – Chile

 

Hoy nuestro amado planeta y todos sus habitantes, estamos experimentando un cambio dimensional, nunca antes visto, el final de la era oscura ha llegado, todo lo que está ocurriendo ahora, aunque a simple vista parece malo, en realidad es una magnífica realidad, que nuestra pequeña mente y nuestro sistema límbico, aún no pueden comprender.

 

El coronavirus probablemente fue creado en un laboratorio de China, como parte de la experimentación en armamentos biológicos, con el objeto  de ser vendido y/o utilizado en las guerras del futuro. Algo inesperado ocurrió y el virus se diseminó por muchos países, de una manera muy rápida, descontrolada y detuvo al mundo como nunca antes pasó con otras epidemias, por eso se le llama pandemia.

 

Desde que era una niña, las guerras me han parecido algo monstruoso y nunca he podido entender como la especie humana, es capaz de atacar y matar a millones de seres inocentes, debido a su ambición económica, de poder, de control, de expansión territorial, etc, cuando ninguna de las especies animales lo hace, ellos que son inferiores en inteligencia cognitiva, tienden a cuidarse y protegerse y jamás se atacan entre sí. Los animales tiene una inteligencia instintiva, están muy conectados con la tierra, y son capaces de dar y recibir amor, de una manera abierta y generosa, entienden que la manada es la forma de conexión y protección más eficaz.

 

Sabemos que la oscuridad tiene instalado en puestos de poder económico,político,religioso y comunicacional a hábiles, ambiciosos y malvados seres. La mente de las personas está controlada por los medios de comunicación masivos, especialmente por la televisión, que ingresa mensajes facilmente a través de la vía visual y auditiva y haciéndoles creer que todo lo que allí se muestra es verdad, cuando no lo es, en las pantallas aparece una fracción aumentada de lo peor que está ocurriendo y omite expresamente, todo lo bueno que está pasando en paralelo, creando miedo,dolor,confusión e incertidumbre, en vez de realismo, optimismo y esperanza.

 

La destrucción de la naturaleza y su sagrado equilibrio, el ritmo descontrolado con el cual aumenta el número de habitantes,han copado la capacidad del planeta para regenerarse y esta peste hará una limpieza, en la raza humana que no tiene parangón. La paradoja es que este virus, que fue creado para destruir al enemigo, nos está mostrando algo que a muchos les ha costado entender, que somos más frágiles de lo que creíamos y que todos estamos relacionados y unidos, aún cuando a través de la historia hayamos desarrollado formas de hacer lo contrario y hemos llegado al siglo XXI con virus más fuertes que el covid-19, como la depredación de la naturaleza, las guerras,la pobreza,la xenofobia, el racismo, etc.

 

Hoy, mientras por un lado los medios de comunicación masiva exponen las cifras de contagiados y de fallecidos, paralelamente estamos viendo alentadoras noticias, fotos y videos que muestran los cambios positivos que está experimentando la tierra, desde que salimos de circulación, especialmente de las mayores urbes que concentran a millones de habitantes. La abertura de la capa de ozono ha disminuido, la contaminación por dióxido de carbono ha bajado significativamente, animales silvestres deambulan por las calles libremente, las ciudades más turísticas, están tranquilas, silenciosas, y puesto que se han cancelado todos los vuelos y viajes por mar y tierra, permanecemos en nuestros propios países, ciudades, casas, hemos retornado a nuestros hogares, a estar cerca de nuestras pareja, hijos, familia.

 

Hay un viaje, altamente relevante que habíamos dejado de hacer, sin tener ningua conciencia de ello : el viaje interior, el encuentro con nosotros mismos y ahora nos vimos obligados a hacerlo, al principio nos sentimos desconcertados, para luego empezar a sentirnos más atentos, conectados con nuestro presente y al estar alejados del ejetreo y el estrés cotidiano, pudimos mirar nuestra vida tal cual es, en su dimensión positiva y también negativa y a medida que fueron pasando los días,empezamos a tener una mayor claridad respecto de lo que queremos que se mantenga,que mejore,que cambie o termine definitivamente. Siempre le hablo a mis pacientes sobre la conciencia de realidad, como la única forma de cambiar aspectos negativos, ya que somos especialistas en autoengaño,negación,escapismo y fantasía(esta última muy desarrollada en el género femenino).

 

En el aspecto global, desde las personas más cultas e informadas, hasta las más simples y desinformadas, queremos que nuestro mundo se sane, que se equilibre el clima, no queremos más sequías e inundaciones, (ya conocimos el poder altamente destructivo de los incendios), necesitamos que se recuperen los bosques, las selvas, que los animales dejen de ser asesinados cobardemente, que nuestros mares estén limpios de plásticos y desechos, que los ríos corran libres, fertilizando los suelos, que todos tengamos acceso al agua potable y a alimentos libres de plaguicidas y hormonas. En lo individual, millones de personas de todos los continentes, solamente quieren tener un lugar donde vivir, respirar aire limpio, comer todos los días, beber agua potable, tener acceso a la educación e información, vivir tranquilos, sin amenazas, sin conflictos bélicos, sin tener que escapar a otro país y transformarse en un inmigrante, con todo el drama que ello significa.

 

En el plano espiritual, muchos han vuelto la mirada hacia su Dios, el de su religión o creencia y otros ya comprenden el concepto del Dios interior, esa luz que vive escondida en cada uno de nosotros – nuestra alma o espíritu trascendente y eterno, una percepción expandida, que nos conecta con todo y con todos. Meditaciones globales como la del 4 de abril, serán más frecuentes, para ayudar a la tierra y a la humanidad en su paso a la quinta dimensión y ello nos mostrará lo poderosos que somos, cuando nos enfocamos en objetivo común.

 

No estamos solos en esta magna tarea, estamos siendo apoyados por guías, maestro ascendidos y otras razas de mayor evolución, que nos entregan mensajes a traves de canalizadores humanos,sin embargo como se está difundiendo mucha información especialmente en las redes sociales,lo recomendable es quedarse solamente con lo que intuitivamente consideremos como auténtico y veraz.

 

Estoy segura que este tiempo pasará , como pasan todas las crisis y esperamos que se entienda de una vez que la cooperación entre las naciones y los pueblos es la mejor forma de vivir, que los enemigos los fabricamos nosotros con intolerancia y falta de respeto por la diversidad, que todos somos parte de la Divinidad y eso no nos hace mejores, ni peores, sólo nos hace hermanos y nada más….


Posted in: